Si puedes soñarlo……

….., puedes lograrlo

……. o no……

Soñar es precioso. Es el primer paso que te posiciona en la dirección adecuada hacia el camino que quieres tomar. Saber soñar es (casi) imprescindible.

IMG_20170529_134056_104

pero no es suficiente. Muchos de nuestros sueños se quedan en deseos, intenciones de corta vida en un “si yo pudiese” porque fallamos en lo básico. Reflexionando sobre esto, me he dado cuenta de que la práctica de yoga se parece mucho al proceso de perseguir y materializar tus sueños.

Sólo necesitas tres cosas para tener éxito en ambas. Sólo tres……..

Presencia Aquí y ahora. Párate un segundo, cierra los ojos y haz una inhalación profunda seguida de una exhalación larga y prolongada. Luego otra. Y otra. Respira. ¿Cuánto tiempo tardará tu mente en irse a lo que pasó hace un rato o hace cinco años, hacia lo que tengo que hacer después o hacia con quién he quedado un poco más tarde…?. Tan accesible y tan difícil. Nuestra mente tiende a ir de aquí para allá sin ni siquiera darnos cuenta. Cultiva el delicado arte de estar presente aquí y ahora como algo precioso y querido, frágil y exquisito.   La práctica de yoga pone a tu alcance un montón de herramientas a través de tu cuerpo y de tu respiración para acercarte a un estado en el que permanecer con el menor número de distracciones posibles  más estable y duradero cada vez.

IMG_20161107_084824

Constancia ¿Cuánto tiempo tardarás en hacer realidad tu sueño o conseguir la perseguida postura de yoga? ¿Semanas? ¿Años?

¿Cuánto tiempo estás dispuesto a permanecer ahí? Ten claro que es CLAVE dedicar CADA DÍA un tiempo a tu sueño y a tu práctica. CADA DÍA. Cinco minutos o dos horas. Pero es vital que sea CADA DÍA.

Solemos pecar de inconstantes porque nos aburrimos, nos quemamos, nos cansamos….. Y la clave para ser constante es hacerlo SIN FORZAR. Sin tensión. Manejando la energía desde el paso previo, es decir, ESTANDO PRESENTE. Sólo desde esa suave consciencia serás capaz de mantenerte el tiempo que sea necesario para que el fruto madure y fructifique. Desde la amabilidad hacia ti mismo, convirtiéndote en un maestro que maneja los equilibrios entre indulgencia y exigencia.

IMG_20170625_092944_707

Y llegamos al último paso.

Olvídate de tu sueño. Haz del PROCESO algo tan absoluto que te olvides de lo que persigues. Déjate atrapar por el momento presente, dedicando a lo que persigues o a tu práctica de yoga el tiempo necesario sin pensar en el resultado. Esto es paradójico y quizás te parezca que carece de sentido. Pero cuando nos obsesionamos con el resultado ponemos en marcha toda una maquinaria de tensión de cuerdas que hace que se terminen rompiendo los sueños y las cuerdas que los sujetan. Haz del PROCESO algo tan cotidiano que no te des cuenta. Y que de esta forma un día levantes la cabeza, mires a atrás y te des cuenta de cuántos sueños has cumplido y cuántas posturas de yoga se han ido incorporando a tu vida de forma natural.

Sólo tres

PRESENCIA

CONSTANCIA

PROFUNDO AMOR POR EL PROCESO

Y están a tu alcance No lo olvides que sólo depende de una persona. De ti.

IMG_20170630_125736