La clave para ser feliz

Hace unos días iba conduciendo en el coche  con la radio puesta y hablaron de un estudio que constataba que las fotos que la gente sube a las redes pasándolo genial durante sus vacaciones eran causa de malestar e infelicidad para los que las veían.

IMG_20170517_073011_267

Y esto me dejó pensando en varias cosas como los conceptos de:

Alegría: Sentimiento grato y vivo producido por un motivo placentero que, por lo común, se manifiesta con signos externos.

Celos Envidia que alguien siente por el éxito que otro disfruta.

Y especialmente en un concepto sánscrito que de acuerdo a la noticia de la radio parece se nos resiste un poco.

Muditā मुदिता   alegría pura no influenciada por el interés propio especialmente alegría comprensiva. Placer que proviene del deleite por el bienestar de otras personas.

El concepto sánscrito de Mudita se entiende muy bien cuando lo referimos a alguien muy cercano, un hijo, un padre, alguien muy querido por el que sentimos lo más parecido a amor incondicional , es decir, una amor sin condiciones. Una persona a la que deseamos todo tipo de éxitos, triunfos y alegrías porque en su realización, está la propia nuestra.

Podemos decir que hay  dos sentimientos básicos MIEDO y AMOR. Desde el primero, como decía el maestro Yoda:

“……. el miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. ……….”.

Y a la angustia, la agresividad, los celos, la envidia.

giphy-facebook_s

Desde el segundo experimentamos comprensión, aceptación, empatía, amabilidad, generosidad, alegría, compañerismo, solidaridad.

Todos convivimos con los dos sentimientos porque son necesarios e inherentes a nuestra condición humana. Lo más dificil mantener el equilibrio entre los dos.

En todas las áreas tenemos ejemplos de personas con trayectorias parecidas en la que en un momento determinado una de ellas empieza  a despuntar en una serie de logros que se hacen inalcanzables aún para la otra persona. Si entre esas personas hay una amor sincero e incondicional, se producirá mudita. Si no, serán celos y envidia. Porque consideramos de alguna forma “injusto” que esa persona consiga logros que creemos por la razón que sea merecemos nosotros. Y no hay ni mala ni buena intención en esta reacción. Es resultado del proceso particular de cada uno, de sus carencias o abundancias. No está ni mal ni bien. Simplemente es.

Ahora bien, lo contrario a mudita es fuente de sufrimiento. Y no queremos eso.

Cuando conseguimos cambiar la mirada desde el sentimiento de carencia que nos puede provocar el éxito ajeno a genuinamente alegrarnos por que de verdad le vaya bien a esa persona, se produce un cambio interno muy significativo. El corazón se relaja, la tensión se aleja, el malestar se disipa y en su lugar sólo queda contento y alegría.

Lleva tiempo, práctica y dedicación, pero pruébalo. Una vez al día. Alégrate de corazón del éxito de alguien que en un momento dado te hubiese provocado un sentimiento de malestar por cierta envidia o celos. Haz tuyo el éxito y la alegría del otro.

Y descubrirás por ti mismo que es una de las mejores formas de ser FELIZ.

 

18879841_267015323702301_2017349871257780224_n

 

2 comentarios sobre “La clave para ser feliz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s