Consigue el cuerpo de tu vida con Yoga

Título propio de la edición de Mayo de la revista Elle, por lo menos.

Y te aseguro que es una verdad absoluta. Practicando Yoga conseguirás el cuerp(azo) de tu vida.

Mientras los medios y revistas de moda, belleza, nutrición y fitness nos bombardean sin cesar con trucos, rutinas de ejercicios, dietas, consejos, manuales, los top 10-5-3 tips para estar bien, se nos pasa la vida sin ver que todo está ahí, al alcance de darnos cuenta…

P1040273 (3)

¿Por qué el 90% (me invento el porcentaje, pero te aseguro que es altísimo) de todos esos trucos-rutinas y consejos no obtienen los resultados deseados? Muchos dirán que es porque no se mantienen el tiempo suficiente, porque no es posible compaginar la vida de locos que llevamos con una dieta sana, que bastantes obligaciones tenemos ya como para sumar aún más………

Básicamente fallan porque son rutinas que se imponen desde fuera hacia dentro. Basadas en el objetivo : la foto, el cuerpo, en la piel,  la cara o las piernas, no en el proceso.

Lo que no se inicia desde dentro no se refleja hacia fuera.

Da igual la crema que te pongas, el tratamiento que realices o la pasta que te gastes en fitness o dietas. Si no estás bien contigo, lo de fuera puede ser un espejismo momentáneo, pero no duradero.

El Yoga empieza desde dentro, sin objetivos. Te enseña a mirarte, a reconocerte y sobre todo a aceptarte tal y como eres, a apreciar tu belleza y tu singularidad. Te enseña a quererte. Y la belleza de ese gesto de amor hacia uno mismo, SÍ se refleja hacia fuera.

Además, es indudable que el yoga físico es un excelente entrenamiento: activa tu sistema cardiovascular, inmune, tonifica, flexibiliza, adelgaza, fortalece…. El ser consciente de tu respiración y de tu cuerpo hace que te muevas por la vida con una nueva seguridad que sencillamente viene desde el respeto hacia ti mismo No hay nada más atractivo que la seguridad y la confianza en uno mismo (no confundir en ningún momento con soberbia o egoísmo por favor).

P1040235

El respeto hacia ti mismo hará que seas más cuidadoso con tus elecciones sobre qué es lo que te sienta bien, desde la comida hasta la gente con la que te rodeas. El hábito de vida saludable, el que mejor le sienta a tu cuerpo, pero sobre todo, a tu mente, llegará de forma natural, sin imposiciones.

Con la práctica habitual de yoga, el cuerpazo te lo llevas gratis. La luminosidad de tu cara es sólo el reflejo de reconocer tu propia luz, las arrugas de la cara se suavizan porque el estar bien por dentro te ayuda a no ir por la vida con el ceño fruncido. Si hay arrugas serán de reírte. Y esas sí que merece la pena llenarse la cara con ellas.

IMG_20160216_133716_791